Tiempo atrás se pensaba que cualquiera que fuera al psicólogo a tomar terapia era una persona loca en el peor de los casos o débil en el mejor. Sin embargo, con el paso del tiempo este estigma se ha diluido poco a poco porque se ha comprobado que asistir a una terapia psicológica te da herramientas para adaptarte a las situaciones de tu vida, a crecer emocionalmente y a tener más seguridad.

Con esto en mente, puedo asegurarte que ir al psicólogo no es un gasto, es una inversión. Un psicoterapeuta es una persona preparada en áreas en las que solemos tener conflictos: en la del pensamiento, emociones y en la conducta, así que puedes mejorar cada una de ellas en terapia.

Uno de los beneficios más notorios es el sentirte mejor:

Cuando enfrentas los problemas o causas de tu dolor junto a un psicoterapeuta, en el momento en que hablas con confianza y honestidad sobre ti mismo en un espacio seguro, estás beneficiando tu bienestar.

Expresar sentimientos, cargas emocionales, preocupaciones, gustos, costumbres y miedos a una persona que no te juzga y solo busca ayudarte te hará sentir aliviado.

Obtendrás herramientas que te permitirán manejar conflictos:

Tener problemas, enfrentamientos y conflictos es parte esencial de la vida. Son estos momentos los que nos ayudan a crecer, siempre y cuando sepamos lidiar con ellos. Asistir a terapia psicológica te enseñará maneras de resolver estos conflictos, a percibir un problema de una manera diferente y a hacer que te afecten menos.

Te libera de limitantes para que avances en tu vida:

Nuestras creencias dan significado al mundo en el que vivimos y los valores que tenemos nos sirven de guía para transitarlo. Es por eso por lo que cada persona tiene una forma distinta de ver cada situación. Sin embargo, es posible que alguna de esas creencias sea limitante para nosotros y un psicólogo te puede ayudar a identificarlas y modificarlas.

Conocerás tus puntos fuertes y podrás potencializarlos :

Hablar abiertamente sobre ti te ayudará a conocer cuáles son tus puntos más fuertes y cómo puedes potencializarlos. Saber tus habilidades y aptitudes te preparará mejor para aprovecharlas cuando el momento sea adecuado.

También sabrás tus debilidades y como contrarrestarlas:

En ocasiones podrás cambiar tus puntos débiles por fortalezas, pero en otras tendrás que minimizarlos. Conocerlos te ayudará a identificarlos cuando estén por interferir con lo que buscas.

Como ves, el acudir a terapia psicológica tiene muchos beneficios. Te ayuda a resolver problemas, a tener mejor autoestima, a lidiar con la vida y, al final, a disfrutarla mucho más porque te conocerás mejor.

Si quieres acudir con una psicóloga de confianza y preparada, llama y agenda una cita. Conmigo, la Dra. María del Mar García de León Martinez Psicóloga, tendrás una profesional dispuesta a ayudarte en cada paso que tengas que dar.